Ir al contenido principal

LA AUTOESTIMA


 Cabe destacar que la autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamientos dirigidos hacia uno mismo, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen: es la evaluación perceptiva de nosotros mismos.

Pero… ¿Cómo se forma la autoestima? 

Debemos tener conocimiento, saber y entender que no existe un momento exacto de la formación de esta, esto va surgiendo y desarrollándose a través del tiempo, en la evolución y crecimiento tanto mental como físico del ser humano, para que valga mas la redundancia, cuando nacemos comenzamos el proceso de la formación de la autoestima, esto no sucede de un día para otro, sino un  proceso mas complejo necesario de un largo tiempo de desarrollo cognoscitivo.

Cuando nacemos no tenemos ni la menor idea de lo que es la autoestima y no conocemos ni tenemos ningún concepto de nosotros mismos. No nos conocemos y no podemos hacer un análisis de como somos.

Los tipos de autoestimas



El ser humano es un ser muy complejo, cuando entramos en edad de desarrollo cognoscitivo y mental, desarrollamos y evolucionamos ciertas maneras de pensar, de actuar y de interpretar las situaciones que obtenemos a medida cuando vamos creciendo.

Existen 5 tipos de autoestimas, que son:

  • Autoestima alta y estable.
  • Autoestima alta e inestable.
  • Autoestima baja y estable.
  • Autoestima baja e inestable.
  • Autoestima inflada.
  • Autoestima alta y estable. 

Se muestra como una persona segura de sí misma, que confía en sus capacidades. El término estable implica que los factores externos, tales como la opinión de los demás o las circunstancias negativas con las que puedan encontrarse, no condicionarán el valor que se dan a ellos mismos.

Autoestima alta e inestable. 

En esta categoría, la persona mantendrá las características de una alta autoestima, pero a diferencia de la autoestima alta estable, en este caso los factores externos condicionan su autoestima, es decir, si todo su entorno está bien, se sienten bien consigo mismos, pero frente a un fracaso se derrumban y dejan de confiar en ellos. Frente a ello, responden con poca tolerancia al fracaso, percibiéndolo como una amenaza y por este motivo, tienden a reaccionar con conductas más agresivas y con cierta superioridad.

Autoestima bajo y estable.

Las personas con este tipo de autoestima mantienen las características de una baja autoestima de forma estable y los factores externos que puedan aparecer no condicionan esta percepción negativa que tienen sobre ellos mismos. Piensan constantemente que no podrán lograr aquello que se propongan, pues confían muy poco en sus capacidades. Este tipo de autoestima tiende a manifestarse en varios trastornos psiquiátricos, como podría ser una depresión, ansiedad o niveles muy elevados de estrés.

Autoestima baja e inestable.

A diferencia de la autoestima baja estable, este tipo de autoestima se ve condicionado por los factores externos. Sin embargo, cuando termina la emoción que ha comportado dicho logro, su autoestima vuelve a descender.
De modo que, cuando la persona siente que las cosas funcionan bien, su autoestima mejora, sin llegar a ser considerada una alta autoestima, siendo muy sensibles a los factores externos.

Autoestima inflada.

Este tipo de autoestima puede a primera instancia ser confundida con una alta autoestima. Las personas con autoestima inflada necesitan destacar sus logros y virtudes, con el objetivo de obtener reconocimiento y buscan tener la razón en todo aquello que hacen y dicen, considerando siempre la opinión de los demás como la errónea. No obstante, aunque se muestren frente a los demás con un complejo de superioridad, estas actitudes buscan esconder sus inseguridades y baja autoestima.

y… ¿Cuál es la importancia de la autoestima?

Es muy importante desarrollar, trabajar y mejorar nuestra autoestima diariamente. La autoestima nos ayuda a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos, lo que influye en nuestro comportamiento. Por lo tanto, una persona con una buena autoestima podrá relacionarse mucho mejor con gente nueva, interaccionar mucho más positivamente, establecer relaciones más duraderas, etc…

Comentarios

Popular Posts

EL EMBARAZO ADOLESCENTE

El embarazo adolescente es un fenómeno multifactorial que abarca dimensiones médicas, socioculturales, psicológicas y económicas. Se puede decir que la fecundidad temprana es un patrón fundamental en nuestra región, puesto que 37% del total de féminas en edad reproductiva tuvieron su primer hijo antecedente de los 20 años. De los nacimientos anuales, 16% corresponden a madres menores de 19 años, y una cuarta parte de los atendidos en nosocomios de maternidad comprende a féminas menores de 20 años.  FACTORES SOCIOECONOMICOS Y CULTURALES ASOCIADOS CON LA MATERNIDAD TEMPRANA Las investigaciones sobre  embarazo adolescente   que se han realizado demuestran que entre los principales factores determinantes del mismo, están: La escolaridad: La maternidad temprana predomina en mujeres sin escuela o con un bajo nivel educativo La ruralidad: Hay una mayor incidencia de embarazos adolescentes en las comunidades rurales. Escolaridad de los padres: Los padres de las adolescentes embarazadas posee

EL SISTEMA NERVIOSO

El Sistema Nervioso , el más completo y desconocido de todos los que conforman el cuerpo humano, asegura junto con el Sistema Endocrino, las funciones de control del organismo. Capaz de recibir e integrar innumerables datos procedentes de los distintos órganos sensoriales para lograr una respuesta del cuerpo, el Sistema Nervioso se encarga por lo general de controlar las actividades rápidas. Además, el Sistema Nervioso es el responsable de las funciones intelectivas, como la memoria, las emociones o las voliciones. Su constitución anatómica es muy compleja, y las células que lo componen, a diferencia de las del resto del organismo, carecen de capacidad regenerativa. El ser humano está dotado de mecanismos nerviosos, a través de los cuales recibe información de las alteraciones que ocurren en su ambiente externo e interno y de otros, que le permiten reaccionar a la información de forma adecuada. Por medio de estos mecanismos ve y oye, actúa, analiza, organiza y guarda en su encéfalo reg

LA PERSONALIDAD | SUS FACTORES.

La personalidad,  o   estructura de personalidad , es el conjunto de rasgos psicológicos que define todo el universo de sentimientos y cogniciones, que configura los comportamientos y la manera habitual en que el individuo se relaciona consigo mismo y con los demás. Sus factores:  Según Goldberg, los cinco grandes rasgos de  personalidad , también llamados  factores  principales, reciben los siguientes nombres:  factor  O (apertura a las nuevas experiencias),  factor  C (responsabilidad),  factor  E (extroversión),  factor  A (amabilidad) y  factor  N ( Estabilidad emocional ). (Factor O): Apertura a la Experiencia Muestra en qué grado un sujeto tiende a buscar nuevas experiencias personales y concibe de una manera creativa su futuro. La persona abierta a la experiencia tiene una relación fluida con su imaginación, aprecia el arte y la estética, y es consecuente con sus emociones y la de los que le rodean. Prefieren romper con la rutina y suelen poseer conocimientos sobre amplios temas